El gusano y la montaña

Un gusanito avanzaba en dirección al sol. En su camino se encontró con un escarabajo que le preguntó: ¿Hacia dónde te diriges?

El gusanito le dijo que quería realizar un sueño: subir a esa montaña y desde ahí tener una gran visión. El escarabajo soltó la carcajada y dijo: Ni yo, con patas tan grandes, intentaría realizar algo tan ambicioso y se quedo allí mientras la oruga continuó su camino.

!!Rechazo!!

IMG_4904.JPG

Algo similar sucedió con el saltamontes que le dijo: ¡debes estar loco!, ¡Cómo podrás llegar si tú eres una simple oruga!. Del mismo modo, la araña, el topo y la rana le aconsejaron desistir. No lo lograras jamás! le dijeron.
Pero… en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir. Pasaron los días y agotado, sin fuerzas, decidió detenerse y descansar. Construyó con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar “Estaré mejor”, fue lo último que dijo y murió.

Todos los animales del valle fueron a mirar sus restos, ahí estaba el animal más loco del pueblo. Su tumba era un monumento a la insensatez de querer realizar un sueño irrealizable.

¡¡Sorpresa!!

IMG_4903.JPG

Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos.

De pronto quedaron atónitos, aquella concha dura comenzó a quebrarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta.

Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arco iris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.

No hubo nada que decir, todos sabían lo que pasaría, se iría volando hasta la gran montaña y realizaría su sueño, el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir, todos se habían equivocado.

¡¡Aceptación!!

Todos estamos expuestos a los cambios. Al amor le sigue el odio, al odio le sigue el amor. Al éxito le sigue el fracaso, al fracaso le sigue el éxito. ¡Solo hay que observar!. Es como un juego. La vida cambia constantemente, evoluciona, muere, vuelve a nacer.

¡¡Avance!!

Ama aquello que haces. Vive por hacer realidad tu sueño, intenta alcanzarlo, pon la vida en ello y si te das cuenta que no puedes, quizá necesites hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en tu vida, en tu empresa, y entonces, con otro aspecto, con otras posibilidades, lo lograrás.

IMG_4905.JPG